El simbolismo en los colores de las flores está arraigado en las tradiciones alrededor del mundo. De hecho, cada color desde el rojo más profundo a un amarillo intenso, ofrece un rico y variado significado que data de miles de años atrás.
El color de flores que elijas puede ser tan importante como los tipos de flores que uses para el arreglo.

Azul
Desde los azules pálidos hasta los más intensos, pueden calmar las preocupaciones y problemas, representando paz, apertura y serenidad. Los arreglos florales que incluyan el azul ofrecen un antídoto para la ansiedad.

Rosado
Cuando se piensa en rosado, se piensa en la gracia, la amabilidad y la felicidad. Sin importar la forma de la flor, los capullos rosados comunican juventud, inocencia y alegría.

Morado
En sus orígenes, estuvo ligado a la realeza y las ceremonias oficiales, por lo cual las flores en este color representan dignidad, orgullo y éxito. Ya sea agrupadas por sí solas en todas sus tonalidades, o mezcladas con otras flores para lograr contraste y profundidad, un arreglo que tenga flores moradas o púrpuras representa logro y admiración.

Rojo
Hay una energía que no se puede discutir ligada al color rojo. Una energía que tiene el poder de transformar cualquier flor en la esencia del deseo, fuerza y amor apasionado. Con la belleza, el coraje y la intensidad como simbolismo, no es sorpresa que un arreglo de este color transmita la mayor de las pasiones.

Blanco
A menudo asociadas a la inocencia, la humildad y la reverencia, las flores en color blanco simplemente evocan belleza. Los arreglos en que predomina el blanco transmiten modestia y elegancia.

Amarillo
Existe una buena razón por la cual es imposible resistirse a sonreir cuando se está frente a un arreglo de este color. El amarillo evoca sentimientos de alegría y ligereza. También es un símbolo de la amistad y puede transmitir un mensaje de un nuevo comienzo y de felicidad.

Naranja
No hay ni un asomo de timidez en el color naranja, su mensaje llega claro y lleno de orgullo. Simboliza la energía, el entusiasmo y calidez. Un arreglo de color naranja proyecta confianza, satisfacción y una pasión por la vida.

Verde
Es sinónimo de la naturaleza y el complemento perfecto para cualquier otro color o flor. Representa salud, resistencia, buena fortuna y juventud. Ya sea que lo uses para juntar diversos colores, o por sí mismo, las flores en color verde envían un mensaje de optimismo y renovación.

Lavanda
Así como el morado es el color de la realeza, y el rosado el de la juventud, el lavanda es el símbolo de la femineidad y de la madurez. Representa refinamiento, gracia y elegancia. A menudo, las flores de este color son consideradas como las más delicadas y preciosas. Un arreglo con este color envía un mensaje de belleza femenina.